Prestamos servicio de mediación familiar en Sevilla

Un gabinete psicopedagógico de prestigio

En Psicología & Logopedia queremos ofrecerle nuestros diferentes servicios psicológicos. Nuestro gabinete psicopedagógico cuenta con gran prestigio en la localidad de Sevilla gracias a que nos preocupamos por la salud de todos los pacientes.

Mediación familiar


La mediación familiar es un procedimiento extrajudicial y voluntario en el cual un tercero, debidamente acreditado, denominado mediador familiar, informa, orienta y asiste, sin facultad decisoria propia, a los familiares en conflicto, con el fin de facilitar vías de diálogo y la búsqueda, a través de estas, de acuerdos justos, duraderos y estables y con objeto de evitar el planteamiento de procedimientos judiciales contenciosos, poner fin a los ya iniciados o bien reducir el alcance de los mismos.

Ventajas de la mediación familiar


Con la mediación familiar podemos conseguir:

1. Los miembros de la familia participan en la adopción de acuerdos y son parte de los mismos, lo que favorece la comunicación en la familia y enseña a resolver dificultades en el futuro.
2. Ayuda a mantener una buena relación en el futuro, ya que evita la confrontación. En casos de separación/divorcio, los cónyuges respetan en mayor medida el acuerdo, ya que han sido parte del mismo y sus intereses han sido contemplados, lo que posibilitaría un proceso de divorcio menos traumático psicológica y emocionalmente.
3. Que sea la propia pareja la que decida sobre los términos de su separación, y no un tercero, un juez, ajeno a su forma de vida.
4. Que los acuerdos que se produzcan a través de la mediación familiar sean duraderos en el tiempo, evitando nuevos procedimientos judiciales.
5. Es un proceso más corto y más económico que si se inicia un procedimiento contencioso en los juzgados.
6. Mantener una vía de diálogo entre la pareja por el bienestar de sus hijos y conservar unas adecuadas relaciones familiares con la familia extensa.

¿Qué objetivos busca la mediación?


1. Ofrecer un espacio neutral que facilite un clima de cooperación, de respeto y de escucha mutua entre los miembros de la familia.
2. Mediar en las dificultades que puedan surgir en la convivencia familiar (padres-hijos, la pareja, entre hermanos, con los abuelos, etc.).
3. Identificar los intereses reales de las personas que participan en la mediación y buscar las fórmulas de acuerdo negociado, que contemplen y recojan los intereses de todos.
4. En situaciones de separación, se busca un acuerdo plenamente consensuado y duradero en materia de custodia de los hijos, reparto patrimonial, pensiones y régimen de visitas, principalmente.



¿Quién puede acudir?

Las familias que presenten:

1. Crisis conyugales.
2. Conflictos entre padres e hijos.
3. Problemas en la atención de personas dependientes (mayores, discapacitados, etc.).
4. Matrimonios en proceso de separación.
5. Herencias y repartos patrimoniales.
6. Problemas de comunicación en general.

¿En qué momento puede tener lugar?


Los efectos benéficos de la mediación pueden obtenerse acudiendo al profesional en cualquier fase de un conflicto. Desde una óptica preventiva, recomendamos acudir lo antes posible para restablecer el diálogo desde los primeros momentos de bloqueo en la comunicación.

¿Cuánto dura un proceso de mediación?


El número de sesiones necesarias varía mucho de una familia a otra, ya que depende de la naturaleza del conflicto, de la disposición de las partes y de otros muchos factores. Como criterio general, suele oscilar entre cinco y ocho sesiones, pero siempre se determina de forma individual para cada caso. Cada sesión tiene una duración de entre 60 y 90 minutos.

¿Quiénes son los mediadores?


Un grupo de profesionales, abogados y psicólogos, con formación específica como mediadores de familia, que intervendrán siempre desde la neutralidad y guardando total confidencialidad a lo largo del proceso.

Psicología & Logopedia familia hablando con psicóloga