Centro de psicología Sevilla. Psicología & Logopedia - Servicios

PUEDE CONFIAR EN NOSOTROS
 
Nuestro centro agrupa a profesionales con gran formación y experiencia en psicología escolar, clínica, jurídica/forense y logopedia. Nuestra meta es estar siempre al día de los últimos avances e investigaciones, para ponerlos a disposición de nuestros clientes.
 
Aplicamos técnicas y métodos de evaluación elegidos por su validez y fiabilidad, así como por su vigencia y capacidad explicativa de las categorías y términos utilizados en los informes.
 
1. Niños y adolescentes
 
Tratamos las dificultades de adaptación e integración padecidas por niños y adolescentes, mediante técnicas de psicoterapia infantil y juvenil. A través de las sesiones con el menor, ofrecemos un lugar de reflexión que posibilita llegar a conocer la personalidad del niño y sus dificultades emocionales. En estrecha colaboración con los padres, el profesional les planteará una orientación y unas pautas que facilitarán a aquellos la continuidad de su tarea de educación del joven.
 
Individualmente tratamos las siguientes dificultades:
 
• Dificultades del sueño: insomnio, terrores nocturnos, pesadillas, etc.
• Problemas de eliminación: enuresis, encopresis, etc.
• Problemas de comportamiento: agresividad, timidez, ira, etc.
• Dificultades de aprendizaje: acoso escolar, fracaso escolar, hiperactividad, etc.
• Problemas de alimentación: anorexia, bulimia, etc.
• Problemas del estado de ánimo: depresión, ansiedad, baja autoestima, etc.


 
2. Adultos
 
Nuestro quehacer profesional se basa en una evaluación completa y pormenorizada de los problemas de nuestros clientes, en una intervención personalizada, adaptada a las necesidades de cada uno, y en una fase de seguimiento y prevención de recaídas.
Con la máxima responsabilidad profesional y confidencialidad, nos ocupamos de los siguientes trastornos: estrés laboral, ansiedad generalizada, fobias, miedos, timidez, baja autoestima, inseguridad, insomnio, obsesiones, adicciones, agresividad, ira, falta de concentración, depresión, tristeza, asertividad y habilidades sociales, etc.

Volver
 
3. Metodología
 
Nuestra metodología consta de tres fases:
 
1. En una primera consulta, una vez expuesto su problema, intercambiaremos impresiones sobre este último, proporcionando una orientación acerca de la posible solución y ayuda que le podemos ofrecer.
2. En la fase de evaluación, determinamos cuáles son las causas de sus dificultades, los factores que las pueden estar manteniendo en la actualidad, así como las características del tratamiento, en caso de que fuera necesario.
3. En la fase de intervención se eligen las técnicas que han de aplicarse, encaminadas a fomentar los propios recursos necesarios para afrontar las dificultades presentadas.

volver
 
4. Logopedia
 
Nuestro gabinete psicopedagógico tiene por objetivo la detección, prevención y tratamiento de aquellos niños con posibles déficits, dificultades, trastornos y necesidades educativas especiales.
Entre los principales trastornos con los que nos encontramos, se encuentran:
  • Dislexia: trastorno del lenguaje que se manifiesta como una dificultad significativa y persiste en el aprendizaje de la lectura y escritura.
  • R.S.L.: retraso en la aparición o en el desarrollo de todos los niveles del lenguaje (fonológico, morfosintáctico, semántico y pragmático), que afecta sobre todo a la expresión y, en menor medida, a la comprensión.
  • Hiperactividad: fracaso frecuente para poder responder ante situaciones que requieren una actividad de inhibir la respuesta impulsiva.
  • Mutismo.
  • Disfemia.
  • Disartrias.
  • Disglosias.
  • Alteraciones de la voz.
  • Autismo.
  • Disfasia.
  • Afasias.
  • Deficiencia auditiva.
  • Trastorno desintegrativo de la niñez.
  • Síndrome de Rett.
  • Síndrome de Asperger.
  • Parálisis cerebral.
  • Deficiencia mental.
 
  • Atención psicopedagógica:
    • Evolución.
    • Diagnóstico.
 
  • Atención logopédica
    • Tratamiento y seguimiento de las alteraciones motoras, sensoriales o psíquicas del lenguaje y la comunicación.
    • Atención especializada en las dificultades del aprendizaje: dislexias, disgrafías, disortografía y discalculía.
    • Trastornos psicomotores.
    • Disfemia, disfasia y afasia.
    • Dislalias.
    • Deficiencia mental.
    • Atención clínica.
    • Trastornos de conducta: déficit de atención con o sin hiperactividad (TDA-H).
    • Apoyo escolar. Técnicas instrumentales.
           
1. Entrevista a padres:

Se realiza con el principal fin de conocer el motivo de consulta por el que acuden a nuestro centro.

Los datos obtenidos en la entrevista con los padres son importantes para conocer información significativa del desarrollo evolutivo, motor, cognitivo, sensorial-afectivo, del lenguaje y de la conducta y personalidad del niño, para llegar a una posible conclusión diagnóstica junto al resto de evaluaciones que se le realizarán posteriormente a través de test o pruebas cuantitativas.




2. Evaluación psicopedagógica del niño:

Tras la información recogida por parte de los padres en la entrevista, pasaremos a evaluar al niño. Evaluaremos distintas áreas dependiendo del motivo de consulta y de la edad del niño. Las posibles áreas a evaluar serán:

  • Nivel de inteligencia.
  • Desarrollo evolutivo.
  • Desarrollo del habla y nivel de lenguaje.
  • Desarrollo comunicativo.
  • Conductas emocionales.
  • Conductas comportamentales.
  • Dificultades de aprendizaje.
  • Relaciones familiares.

3. Valoración de otros especialistas:

En ocasiones, se pedirá a los padres que acudan a otros especialistas como son otorrinolaringólogo, neurólogo, pediatra, etc., para descartar posibles déficits que puedan estar influyendo en el desarrollo normal del niño.

4. Entrega de informe (posible conclusión diagnóstica y tratamiento de intervención):

Tras la recogida de los datos obtenidos en la entrevista y en las evaluaciones realizadas al niño, elaboraremos un informe explicativo de los resultados observados en todo el proceso de evaluación, así como una posible conclusión diagnóstica.

5. Otras entregas: pautas para padres, programas de modificación de conducta, etc.:

Algunos tratamientos llevarán consigo la entrega de ciertas pautas a padres y/o programas de modificación de conducta para que nos apoyen en la intervención y tratamiento de su hijo.

6. Seguimiento continuo:

Dependiendo de la edad y del tratamiento de intervención llevado a cabo con el niño, se realizarán evaluaciones cada seis meses o cada año escolar. Tras los primeros meses de tratamiento se mantendrán reuniones con los padres, siempre que necesiten de nuestra consulta.


5. Terapias
Dentro de los grupos que atendemos (niños y adolescentes, adultos y parejas), usamos las técnicas que se han mostrado científicamente más eficaces: terapia cognitivo-conductual, terapia interpersonal, terapia de apoyo y técnicas de relajación.
  • Terapia de parejas:
Estamos especializados en terapia de pareja, siendo nuestro objetivo ofrecer un servicio de máxima calidad mediante el cual la pareja en crisis encontrará soluciones a sus conflictos, logrando así una relación de pareja saludable.
Dada nuestra amplia experiencia en terapia de pareja, conocemos qué actitudes llevan a la pareja al fracaso, y por el contrario, cuáles llevan a la satisfacción conyugal. Por ello, en cada pareja nos dedicamos a analizar exhaustivamente los aspectos que perjudican la relación, con el único fin de lograr actitudes en las dos personas que lleven a la convivencia armoniosa y duradera.
En este ámbito de la terapia de pareja, abordamos las siguientes dificultades: celos, agresividad, toma de decisiones, comunicación conflictiva, problemas sexuales e infelicidad en la relación. Apoyo en la separación.


  • Terapia psicológica para adultos:
    • Depresión y estado de ánimo.
    • Ansiedad.
    • Terapia de pareja.
    • Terapia sexual.
    • Trastornos de alimentación.
    • Trastornos del sueño.
    • Timidez, déficit habilidades sociales, agresividad.

  • Terapia psicológica infantil y adolescente:
    • Problemas de conducta.
    • Depresión infantil y estado de ánimo.
    • Ansiedad infantil.
    • Autismo.
    • Déficit de atención e hiperactividad (TDAH).
    • Problemas en el colegio.
    • Trastornos de alimentación (anorexia, bulimia).
    • Trastornos del sueño.
    • Problemas de eliminación (enuresis, encopresis).
 
6. Mediación familiar
La mediación familiar es un procedimiento extrajudicial y voluntario en el cual un tercero, debidamente acreditado, denominado mediador familiar, informa, orienta y asiste, sin facultad decisoria propia, a los familiares en conflicto, con el fin de facilitar vías de diálogo y la búsqueda por estos de acuerdos justos, duraderos y estables y al objeto de evitar el planteamiento de procedimientos judiciales contenciosos, poner fin a los ya iniciados, o bien, reducir el alcance de los mismos.
 
  • Ventajas de la mediación familiar

Con la mediación familiar podemos conseguir:
1. Los miembros de la familia participan en la adopción de acuerdos y son parte de los mismos, lo que favorece la comunicación en la familia y enseña a resolver dificultades en el futuro.
2. Ayuda a mantener una buena relación en el futuro, ya que evita la confrontación.
En casos de separación/divorcio, los cónyuges respetan en mayor medida el acuerdo ya que han sido parte del mismo y sus intereses han sido contemplados, lo que posibilitaría un proceso de divorcio menos traumático psicológica y emocionalmente.
3. Que sea la propia pareja la que decida sobre los términos de su separación, y no un tercero, un juez, ajeno a su forma de vida.
4. Que los acuerdos que se produzcan a través de la mediación familiar sean duraderos en el tiempo, evitando nuevos procedimientos judiciales.
5. Es un proceso más corto y más económico que si se inicia un procedimiento contencioso en los juzgados.
6. Mantener una vía de diálogo entre la pareja por el bienestar de sus hijos y conservar unas adecuadas relaciones familiares con la familia extensa.
 


1. Ofrecer un espacio neutral que facilite un clima de cooperación, de respeto y de escucha mutua entre los miembros de la familia.
2. Mediar en las dificultades que puedan surgir en la convivencia familiar (padres-hijos, la pareja, entre hermanos, con los abuelos, etc.).
3. Identificar los intereses reales de las personas que participan en la mediación y buscar las fórmulas de acuerdo negociado, que contemplen y recojan los intereses de todos.
4. En situaciones de separación, se busca un acuerdo plenamente consensuado y duradero en materia de custodia de los hijos, reparto patrimonial, pensiones y régimen de visitas, principalmente.
 

  • ¿Quién puede acudir?
Las familias que presenten:
1. Crisis conyugales.
2. Conflictos entre padres e hijos.
3. Problemas en la atención de personas dependientes (mayores, discapacitados, etc.).
4. Matrimonios en proceso de separación.
5. Herencias y repartos patrimoniales.
6. Problemas de comunicación en general.

 
  • ¿En qué momento puede tener lugar?
Los efectos benéficos de la mediación pueden obtenerse acudiendo al profesional en cualquier fase de un conflicto. Desde una óptica preventiva, recomendamos acudir lo antes posible para restablecer el diálogo desde los primeros momentos de bloqueo en la comunicación.
 
  • ¿Cuánto dura un proceso de mediación?
El número de sesiones necesarias varía mucho de una familia a otra, ya que depende de la naturaleza del conflicto, de la disposición de las partes y de otros muchos factores. Como criterio general, suele oscilar entre cinco y ocho sesiones, pero siempre se determina de forma individual para cada caso. Cada sesión tiene una duración de entre 60 y 90 minutos.
 
  • ¿Quiénes son los mediadores?
Un grupo de profesionales, abogados y psicólogos, con formación específica como mediadores de familia, que intervendrán siempre desde la neutralidad y guardando total confidencialidad a lo largo del proceso.


7. Psicología forense
D. Rafael del Río Santana, psicólogo colegiado n.º AN-2091 en el Iltre. Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Occidental, dirige esta área del Centro de Peritaciones Médicas y Psicológicas.
Nuestro objetivo es el asesoramiento especializado en el campo de la psicología aplicada al derecho y la elaboración de informes periciales. Todos nuestros profesionales tienen una sólida formación clínica como base fundamental para sustentar las conclusiones forenses.


Aportaciones de la psicología legal a las distintas áreas del derecho:
 
  • Derecho civil:
    • Derecho de familia: patria potestad, atribución de guarda y custodia, adopciones, etc.
    • Tutela e incapacitación de adultos: se evalúa la capacidad de un individuo para tomar decisiones responsables acerca de sí mismo y de sus pertenencias.
    • Baremación de secuelas psíquico-orgánicas: tras accidentes de tráfico, traumatismos craneoencefálicos, síndromes que afectan al sistema nervioso central, exploración del deterioro y análisis neuropsicológico (utilización del baremo de tráfico y tablas A.M.A.).

  • Derecho laboral:
Valoración de secuelas psíquicas de accidentes de trabajo. Incapacitaciones laborales. Revisiones de grado de incapacidad. Neurosis de renta. Acoso moral en el trabajo (mobbing).

  • Derecho penal:
    • Su aplicación gira en torno al delincuente, el origen del delito y la consecuente imputabilidad.
    • Evaluamos el estado mental del sujeto y ponemos en relación la enfermedad mental con el delito. Hacemos especial hincapié en si sabe lo que hace y si quiere hacerlo (capacidad cognitiva y volitiva). Respondemos en la mayoría de los casos a preguntas como: ¿Eran plenas sus capacidades de querer, entender y obrar?
    • Investigación y evaluación de posibles abusos sexuales y maltrato, entre otros.
    • Evaluación de la víctima, su estado y sus posibles secuelas. Valoramos el estado anterior, sus circunstancias particulares y su evolución.

  • Nuestros informes periciales incluyen:
    • Datos de filiación.
    • Datos del perito.
    • Actividades y técnicas utilizadas para la realización del informe.
    • Resultados.
    • Diagnóstico según el manual DSM IV y CIE-10.
    • Consideraciones forenses.
    • Conclusiones. Dando respuesta a la petición de la parte solicitante.